Cerveza Ale

La cerveza ale se caracteriza por una elaboración con un proceso de fermentación en caliente. Dicho proceso de fermentación es corto y la levadura que se usa se eleva a la parte superior de la cerveza.

¿Y las cervezas lager?
Las cervezas lager, por el contrario, tienen un proceso de fermentación más largo, con temperaturas frías y la levadura se deposita en la parte inferior de la cerveza.

El resultado de esta fermentación es dulce, con buen cuerpo y afrutado. Tienen un sabor más complejo que las lager, con lo que no puede resultar del todo agradable para nuevos bebedores.

Tipos de cerveza ale

cerveza pale ale cerveza ipacerveza brown alecerveza belga cerveza de trigocerveza portercerveza stout

Historia de la cerveza ale

La ale era una fuente importante de nutrición en el mundo medieval. Era una de las tres fuentes principales de cereales en la dieta medieval, junto con el potaje y los panes. Los estudiosos creen que los cereales representaban alrededor del 80% de la ingesta calórica de los trabajadores agrícolas y el 75% de los soldados. Incluso los nobles recibían alrededor del 65% de sus calorías de los cereales.

La cerveza pequeña, también conocida como cerveza de mesa o cerveza suave, que era altamente nutritiva, contenía sólo el alcohol suficiente para actuar como conservante, y proporcionaba hidratación sin efectos intoxicantes. La cerveza pequeña habría sido consumida diariamente por casi todo el mundo, incluidos los niños, en el mundo medieval, con cervezas de mayor graduación servidas con fines recreativos. El coste reducido para los propietarios, combinado con los impuestos más bajos aplicados a la cerveza pequeña, llevó a la venta de cerveza etiquetada como “cerveza fuerte”, que en realidad había sido diluida con cerveza pequeña.

cerveza ale

En la época medieval, la cerveza podía ser más segura para beber que la mayoría del agua (la teoría de los gérmenes de la enfermedad era desconocida, y las propiedades esterilizantes de la ebullición eran desconocidas); sin embargo, no hay evidencia de la época de que la gente fuera consciente de esto ni de que eligiera beber cerveza por esta razón. El alcohol, el lúpulo y algunos ingredientes del producto utilizado para conservar algunas cervezas pueden haber contribuido a su menor carga de patógenos, en comparación con el agua. Sin embargo, la cerveza era más segura debido a las horas de ebullición requeridas en la producción, no al contenido alcohólico de la bebida terminada.

Los registros de la Edad Media muestran que la cerveza se consumía en grandes cantidades. En 1272, un matrimonio jubilado en la Abadía de Selby recibiría 9 litros de cerveza al día con dos barras de pan blanco y una barra de pan integral. Los monjes de la Abadía de Westminster consumían 4,5 litros de cerveza cada día. En 1299, el hogar de Henry de Lacy compró un promedio de 385 litros de cerveza al día y en 1385-86 el Castillo de Framlingham consumió 355 litros al día.

La elaboración de cerveza en la Edad Media era una industria local en la que las mujeres eran las principales impulsoras. Los cerveceros, o las cerveceras, preparaban en el hogar tanto para el consumo doméstico como para la venta comercial a pequeña escala. Las cerveceras proporcionaban un ingreso suplementario sustancial a las familias; sin embargo, sólo en algunos casos, como en el caso de las viudas, se consideraba que la cervecería era el ingreso primario del hogar.